El encanto de Venecia

¡¡Hola chicos!!
Vuelvo a la carga con más fotos de Italia. Esta vez os traigo mi experiencia por Venecia. Hoy, os quiero contar cómo fue mi paso por este maravilloso lugar. En Italia estuvimos 4 días (3 noches) y pernoctamos en Milán todos los días. Desde la estación central (Milano Centrale) tomamos los trenes para hacer las escapadas a Verona y Venecia. Entonces hicimos lo siguiente: Milán, Verona, Venecia y de nuevo Milán. Pero como yo soy tan happy, no voy a seguir un orden con los posts en el blog, por eso os traigo Venecia en segundo lugar. 
Desde Milano Centrale, tomamos el tren a las 7:35 (era el mismo tren que pasa por Verona). Todo iba perfectamente hasta que llegamos a Venecia Mestre (la estación de Venecia). Veréis, cometí el fallo de no mirar estaciones y como vi que habían varias bajo el nombre de "Venecia", pensé que todos me llevaban a ella (igual que eso de que "todos los caminos llevan a Roma"). Una vez en V. Mestre nos dimos cuenta que estábamos en el pueblo de al lado. Entonces tuvimos que tomar un taxi (ERROR!!!). Si alguna vez vais de la misma forma que nosotros y os sale más barato ir hasta Venecia Mestre, comprar ése billete, pero no pilléis un taxi: Pillar el bus que el tiquet ida es 1,50€. (El taxi nos sopló 23€!!!). La estación correcta con la que no tenéis que pillar ni taxi, ni bus es: Venecia Santa Lucia, os deja allí en medio.
Fueron muchos los blogs que me miré sobre: qué hacer y que no hacer en Venecia y muchos, o casi todos, recomendaban perderse por las calles, pero creerme cuando os digo que queráis o no perderos, os vais a perder. Y sí, tiene su encanto, así que si vais con tiempo, no os preocupéis y dejaros llevar. A mí lo que más mal me supo es no tener más tiempo para disfrutar de Venecia, me pasaron las horas volando. Eso sí, pude tener mi paseo en Góndola (compartida con otras 4 personas), ya que era la manera más barata de vivir la experiencia. (Lo compré desde casa antes de salir de viaje). Me costó aproximadamente unos 49€. 
Me faltaron muchas cosas por ver, pero vi lo suficiente para enamorarme de este maravilloso lugar. He de reconocer que no tenía expectativa alguna con Venecia y me sorprendió para bien. ¡¡Volveremos, seguro!! Así que, sin más historias que contar, os dejo que veáis las fotos que tomé de este lugar y, que así, podáis ver su encanto. 
Antes de despedirme en el post de hoy, quiero hacer una recomendación: Cruzar al otro lado. Es decir, no estéis solamente en la parte turística, ya que está congestionado de gente y se agradece el poder andar sin tener que evitar el golpear a alguien. Nosotros lo hicimos y lo agradecimos muchísimo. 
La segunda recomendación es: si vais a pasar 1 día solamente, os aconsejamos que vayáis a primera hora de la mañana y que os vayáis a la última que podáis. Aprovechar todo lo que podáis porque el tiempo pasa volando mientras te encantas con cada esquina de este maravilloso lugar. 
¡Ah! Una cosa que no me gustó de Venecia fue que no está pensada para gente con sillas de rueda o de movilidad reducida... todo son puentes con escaleras, pocas son las que tienen rampa... Una pena, pero es la verdad. Por lo demás, salí encantada. Así que, ahora sí que me despido del blog aquí. Espero que os hayan gustado las fotos y, para los que hayáis ido, espero que os haya transportado un poquito a ése momento que vivisteis! 
Si tenéis alguna pregunta - porque estáis a punto de ir allí - y creéis que os la puedo resolver, no dudéis en dejármelo escrito en los comentarios o de contactar conmigo. 
¡Hasta la próxima aventureros! 
Olga M. 

La magia de Milán (primera parte)

¡¡Hola chicos!! 
Estoy muy contenta de estar de vuelta aquí, aunque si no he posteado es por pura pereza y falta de tiempo, ya que de fotos tengo para aburrir. Y hoy, como podéis deducir por el título os traigo las fotos de Milán (primera parte). La semana pasada estuve de vacaciones y, con Alex, vimos la oportunidad de viajar hasta Italia, en concreto a Milán. Aunque desde allí, nos escapamos a Verona y a Venecia. (Si me seguís en Instagram, lo habréis visto). 
Resumen de Milán: ¡¡todo se concentra en una plaza!! Me gustó mucho, pero para un día o dos ya es suficiente, no hace falta extenderlo a más días. Y lo que más, más, más me gustó de Milán fue el Duomo di Milano  (primera imagen). No me pienso explayar más. Si estáis interesado en saber información sobre esta ciudad, dejármelo en los comentarios, aunque próximamente habrán vídeos en mi canal de Youtube explicando sobre esta maravillosa experiencia. 


Espero que os haya gustado tanto como a mí compartir esta experiencia con todos vosotros. Próximamente tendréis fotos de Verona (para mí, una segunda Girona). 

Hasta dentro de poquito!! 

Olga Muñoz Soto